X
Política de Privacidad y cookies

Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle contenidos, servicios y publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continua navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración.

El alma

Obsesionados con la solvencia del negocio, en el club se les ha olvidado su carne y sangre

El alma
15.01.2019 | 01:17 | Celta de Vigo

Toda nostalgia engaña. El Celta actual mejora en su salud a cualquiera del pasado. Si se desciende, no habrá peligro de desaparición. En la historia céltica abundan los cheques sin fondos, las letras impagadas, las suscripciones de miseria, los planes de saneamiento y procesos concursales... El club ya no vive en el alambre. Este celtismo áspero, que busca razones para indignarse cuando no se las ofrecen, podrá seguir maldiciendo la política del club. Mejor eso que añorarlo.

Es cierto, sin embargo, que el Celta se ha extraviado en el camino. Se parapeta tras los balances contables y los silencios, cada vez más distante. Hay empresas de electrodomésticos que exhiben en sus campañas publicitarias a los empleados que los fabrican. Y el Celta, cuyo comercio exacto es el sentimiento, antes que los goles o los traspasos, se ha convertido en una cadena de montaje.

El Celta no nos importaba solo por los ídolos a los que admirábamos; también por los empleados con los que nos identificábamos: Marcial, Alvarito, Tito o Carmen, como antaño Galeiro o Cameselle. Siempre hubo manos amorosas limpiando las botas o conduciendo el autobús. Figuras esenciales a la hora de construir esa ficción que sublima un simple juego: la de que todos los celtistas son familia.

Obsesionados con la solvencia del negocio, en el club se les ha olvidado su carne y sangre. Cuando los aficionados se convierten en espectadores, no queda ningún vínculo emocional si el espectáculo se deteriora. Marcial era más Celta que cualquier futbolista o directivo. Como lo es Edu, el actual utillero, que le gritaba al árbitro "jugáis con el pan de mis hijos" cuando el club amenazaba ruina. Ya no existe ese peligro. Sí el de perder el alma, que en Marcial era grande y tierna; ejemplo de lo que debiera.

Celta de Vigo

Mercado de fichajes 2019 | Durmisi, del Lazio, la opción más clara para el lateral izquierdo

El lateral izquierdo danés podría abandonar el Lazio italiano para poner rumbo a Vigo

Mallo: "Es el momento de demostrar en el campo que podemos salir adelante"

El capitán espera que el equipo pueda revertir la situación ante el Valencia -Un grupo de aficionados sube A Madroa para pedir ´más actitud´ a la plantilla

Baja la defensa, sube la preocupación

El Celta regresa al trabajo pensando en mejorar la retaguardia - El club busca un zaguero polivalente en el mercado mientras Cardoso prueba con Okay junto a Araújo - Es el cuarto equipo más goleado de LaLiga

El celtismo despide con pena al histórico utillero Marcial, fallecido a los 88 años

´Fue un gran trabajador, un animador en el vestuario´, rememora Vlado Gudelj

El alma

Obsesionados con la solvencia del negocio, en el club se les ha olvidado su carne y sangre