X
Política de Privacidad y cookies

Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle contenidos, servicios y publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continua navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración.

Así se fraguó la renovación de Iago Aspas

El goleador mejora considerablemente su salario y la cláusula de rescisión se amplía a 50 millones

Iago Aspas y el presidente Carlos Mouriño sostienen una camiseta celeste con el nombre del jugador tras la firma de la renovación contractual en A Sede. // RC Celta
18.04.2019 | 01:29 | Celta de Vigo

El Celta hizo oficial por sorpresa a primera hora de la tarde de ayer la noticia que el celtismo llevaba meses anhelando: la ampliación del contrato de Iago Aspas. El club vigués anunció que su estrella continuará vinculado a la institución hasta el mes de junio de 2023, año en el que el club celebra su centenario.

La renovación del goleador moañés se selló ayer con el acto protocolario de la firma del nuevo contrato en A Sede. El presidente, Carlos Mouriño y el delantero -que estuvo acompañado de su mujer, Jennifer Rueda y sus hijos, Tiago y Mía, y su agente, Rodrigo Baster- estamparon su firma en el documento que prorroga su relación contractual hasta el emblemático año del centenario, en el que el jugador cumplirá los 36 años.

El Celta no ha ofrecido muchos más datos sobre el nuevo contrato de Aspas, aunque este diario ha podido averiguar que su cláusula de rescisión se incrementa hasta los 50 millones de euros, 10 más de los estipulados hasta la fecha. Con esta medida, el club confía en poder retener a su estrella prácticamente hasta su retirada.

El nuevo contrato contempla un importante incremento económico, aunque la actual remuneración del goleador moañés continúa muy alejada de las astronómicas ofertas que recibió en el último mercado de invierno, que triplicaban su anterior salario. Un club chino estaba dispuesto a acercarse en enero pasado a abonar la cláusula de resisión, pero Aspas decidió no aceptarla tras comprometerse el Celta a mejorar sus emolumentos.

Más que un símbolo

El inmenso vacío futbolístico en que quedó sumido el equipo celeste con la lesión de Aspas y su triunfal regreso al rescate del equipo convencieron a la entidad que preside Carlos Mouriño en la necesidad de retener a toda costa a un futbolista de la casa que pasará a los anales del club como uno de los mejores (si no el mejor) de su historia y que se ha convertido en mucho más que un símbolo para el celtismo.

Hace unas semanas y superado el estancamiento del mes de enero Aspas y el club habían acordado retomar las conversaciones con el club a la conclusión de la presente temporada, con ya el equipo salvado del descenso.

El delantero había obtenido, de hecho, el compromiso del club de que no impediría su marcha el próximo verano, si llegaba una oferta económica lo suficientemente convincente como para dejar el Celta.

Sin embargo, la situación sufrió un vuelco por iniciativa del propio jugador, que ha sido el que ha marcado los tiempos en la resolución final. Aspas pidió hace pocos días una reunión a los dirigentes del club para acelerar el proceso sin necesidad de esperar a que concluyese la temporada. Y el acuerdo se cerró casi de inmediato. De este modo, el Celta se aseguraba la continuidad por cuatro años más de su estrella, hasta la emblemática celebración de su centenario y el jugador obtenía un más que merecido reconocimiento a los impagables servicios que ha prestado al club desde que irrumpió como un terremoto en la vida del primer equipo con aquellos dos providenciales goles al Deportivo Alavés que impidieron el descenso (y la probable desaparición del Celta) a la Segunda División B.

Recorrido

Desde aquella inolvidable tarde, con la excepción de los dos años que pasó en el Liverpool y el Sevilla tras dejar en caja nueve millones de euros, Iago ha sido la luz del Celta. Fue el principal artífice de su ascenso en 2012 tras un lustro de penurias, contribuyó de forma decisiva a la permanencia en el regreso del conjunto celeste a la máxima categoría y ha sido posteriormente el futbolista que mejor ha encarnado el salto de calidad experimentado por el equipo vigués de la mano de Eduardo Berizzo, con la consecución de clasificación europea en 2016, las semifinales de Copa del Rey y la UEFA Europa Liga alcanzadas con el técnico argentino en 2017.

Durante las cinco temporadas en las que defendido la casaca celeste en Primera División, Aspas no solo ha sido el máximo goleador del Celta, sino que ha mejorado sus registros goleadores en cada nueva temporada, hasta el punto de que el moañés ha liderado el gol nacional en LaLiga en las últimas tres temporadas.

Celta de Vigo

De Lucas, agente de Beauvue, acusa al Caen de mentir: "No entendemos la actitud del club"

El delantero ha sido apartado por el equipo francés debido a un comportamiento ´inaceptable´

Las seis paradas de Rubén Blanco que el celtismo celebró como un gol

El arquero celeste es pieza clave en el conjunto de Fran Escribá para la permanencia del Celta

Escribá convoca a 20 jugadores en una lista sin Emre Mor

El Celta se juega la permanencia ante el Girona este sábado en Balaídos